31 marzo 2012

Clamemos por un millón de sirios necesita ayuda humanitaria

Naciones Unidas advierte de que pasarán "meses, o a lo mejor años" antes de la que situación vuelva a la normalidad

La misión de evaluación humanitaria llevada a cabo en Siria por personal técnico de la ONU y de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI) ha concluido que al menos un millón de sirios necesita actualmente ayuda humanitaria en las zonas que pudo visitar hasta el pasado 26 de marzo.
Entre ese millón de sirios hay "personas afectadas directamente por la violencia y las que resultaron heridas o tuvieron que abandonar sus hogares y que han perdido el acceso a los servicios esenciales, así como las familias que los acogen ahora", indicó el portavoz de la ONU, Eduardo del Buey.
El funcionario precisó que también se han contabilizado "a las personas cuya vulnerabilidad ha aumentado considerablemente durante el último año debido a la violencia y al impacto de las sanciones (internacionales) sobre la economía". "Pasarán meses, a lo mejor años, antes de que la situación regrese a la normalidad independientemente de cualquier desarrollo político o en materia de seguridad que se pueda producir", añadió Del Buey, quien explicó que las conclusiones de la misión ya se han enviado a las autoridades sirias.
Los observadores de la ONU y de la OCI iniciaron el pasado 19 de marzo su misión de evaluación, supervisada por las autoridades sirias y en la que visitaron las zonas de Homs (centro), Hama (centro), Tartús (oeste), Latakia (oeste), Alepo (norte), Deraa (sur) y en Rif Damasco (en los alrededores de la capital). La cifra de personas necesitadas de ayuda humanitaria se corresponden a esas zonas de Siria, donde los ciudadanos necesitan"protección, alimentos y asistencia sanitaria, así como artículos no alimentarios de primera necesidad, como camas y otros objetos del hogar, además de educación", agregó.
El portavoz del organismo internacional detalló que un convoy con ayuda humanitaria inicial partió de Damasco hacia Tartús el miércoles, y se espera que la distribución de la ayuda se inicie este viernes.
La ONU divulgó estos datos el mismo día en que el presidente sirio, Bachar al Asad, confirmó que ha aceptado el plan del mediador internacional Kofi Annan, en el que se pide el acceso a personal humanitario y la distribución de ayuda a las zonas más afectadas por la violencia. Aun así, la violencia prosiguió este jueves en el país, donde al menos 40 personas murieron, la mayoría en la periferia de Damasco y en Homs, según los grupos de la oposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dejes de escribir tu comentario!!
Nos será de edificación!
DIOS TE BENDIGA!