06 junio 2012

¿Estas preparad@ para la Batalla Final?


Hoy al contemplar este mundo en el que vivimos, tan lleno de atractivos y distracciones; me doy cuenta que no es tan fácil vivir como hace 20 años atrás, sabemos que cada tiempo tuvo su dificultad y su propio afán, pero en este tiempo del fin; cuando ya casi podemos oír la trompeta de Dios llamándonos de regreso a casa, no  podemos dejar de alertar y seguir pregonando que debemos continuar peleando la buena batalla de la fe como el apóstol Pablo lo hizo; y así mismo se lo expreso a Timoteo un joven dedicado al Señor:


“Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, á la cual asimismo eres llamado, habiendo hecho buena profesión delante de muchos testigos.” 
1 Ti 6:12

La Biblia dice que estamos en los postreros tiempos en los tiempos del fin y que Cristo viene pronto ¡Aleluya! Hoy más que nunca debemos desenmascarar las obras de las tinieblas y todo el sistema que  Satanás y sus huestes de maldad han creado para seducir a  todos los cristianos grandes y chicos, jóvenes o maduros; los cuales si no están vestidos con toda la armadura de Dios no podrán resistir el día malo.

Evaluando mi condición espiritual:

Nadie que quiera resistir y estar firme en una batalla, no se sienta primero a evaluar sus propias fuerzas y ver con que armas cuenta para hacer frente al enemigo; además de eso debe conocer el campo de batalla en el cual se enfrentará al enemigo. Todo cristiano que quiera pelear la buena batalla de la fe o la “última gran batalla” debe saber lo que la palabra de Dios nos revela acerca del enemigo así como las artimañas que este usa para atacar y engañar a los hijos de Dios, veamos que dice la palabra de Dios:


¿O cuál rey, habiendo de ir á hacer guerra contra otro rey, sentándose primero no consulta si puede salir al encuentro con diez mil al que viene contra él con veinte mil?
Lucas 14:31

Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que las mismas aflicciones han de ser cumplidas en la compañía de vuestros hermanos que están en el mundo.
 1Pe 5:8-9.

Lo primero que vamos a decir es que estamos en medio de territorio enemigo, este mundo es el campamento de Satanás, su centro de operaciones y nosotros cual soldados de Cristo somos intrusos en este mundo; Jesús dijo:

Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, entonces mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; mas ahora mi reino no es de aquí.

En otro pasaje de la escritura encontramos lo siguiente:

Y aconteció muchos días después de haber dado el SEÑOR reposo a Israel de todos sus enemigos de alrededor, siendo Josué ya viejo y avanzado en años, que Josué llamó a todo Israel, a sus ancianos, a sus jefes, a sus jueces y a sus oficiales, y les dijo: Yo ya soy viejo y avanzado en años. Y vosotros habéis visto todo lo que el SEÑOR vuestro Dios ha hecho a todas estas naciones por causa de vosotros, porque el SEÑOR vuestro Dios es quien ha peleado por vosotros… Esforzaos, pues, en guardar y en hacer todo lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, para que no os apartéis de ella ni a la derecha ni a la izquierda, a fin de que no os juntéis con estas naciones, las que quedan entre vosotros. No mencionéis el nombre de sus dioses, ni hagáis a nadie jurar por ellos, ni los sirváis, ni os inclinéis ante ellos, sino que al SEÑOR vuestro Dios os allegaréis, como lo habéis hecho hasta hoy.

Porque el SEÑOR ha expulsado a naciones grandes y poderosas de delante de vosotros; y en cuanto a vosotros, nadie os ha podido hacer frente hasta hoy. Un solo hombre de vosotros hace huir a mil, porque el SEÑOR vuestro Dios es quien pelea por vosotros, tal como El os ha prometido. Tened sumo cuidado, por vuestra vida, de amar al SEÑOR vuestro Dios. Porque si os volvéis, y os unís al resto de estos pueblos que permanecen entre vosotros, y contraéis matrimonio con ellos, y os juntáis con ellos, y ellos con vosotros, ciertamente sabed que el SEÑOR vuestro Dios no continuará expulsando a estas naciones de delante de vosotros, sino que serán como lazo y trampa para vosotros, como azote en vuestros costados y como espinas en vuestros ojos, hasta que perezcáis de sobre esta buena tierra que el SEÑOR vuestro Dios os ha dado… Josue 23:1-14

Josue ya viejo y anciano está reunido con el pueblo de Dios recordándoles porque es que han tenido “éxito” en sus vidas y como es que han podido ver la poderosa mano de Dios actuando en cada paso que daban, como fue que Dios hecho de delante de ellos a todos sus enemigos y a todos sus angustiadores. Hoy sucede lo mismo porque Dios no ha cambiado; dice Su Palabra que Jesucristo es el mismo ayer hoy y por todos los siglos, en ese sentido vamos a analizar cuáles son las instrucciones que Josue le da al pueblo de Dios. Josue era  ya viejo por el paso del tiempo, pero fue preparado por Dios en los días de su juventud para pelear la buena batalla de la fe, en la cual durante toda su vida se mantuvo firme y sin titubear ya que camino con Dios y sabía como Dios actuaba en cada circunstancia.

Debido a sus experiencias que a lo largo de toda su vida tuvo aprendió a clamar a Dios y buscar de El para enfrentar cada situación que se presentaba en el pueblo de Dios, por eso hoy debemos estar agradecidos a Dios porque el nos ha revelado en Su Palabra todo lo que necesitamos para pelear la buena batalla de la fe.

Lo primero que el les dice es lo siguiente:

Esforzaos, pues, en guardar y en hacer todo lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, para que no os apartéis de ella ni a la derecha ni a la izquierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dejes de escribir tu comentario!!
Nos será de edificación!
DIOS TE BENDIGA!